Tras 3 horas de la gran gala de la mejor música europea, un ganador ha resultado gracias a los votos de los diferentes jurados internacional y de los votos de los espectadores residentes en los países en los que estaba permitido el voto.

Salvador Sobral ha sido el gran ganador del aclamado micrófono de hielo y llevará en la próxima edición el Festival de Eurovisión a su Portugal. Salvador ha conseguido 382 puntos del jurado internacional, que componen diferentes personajes relacionados con la música de los 42 países participantes.

Su gran voz, y forma de ser en el escenario han sido cruciales antes toda Europa para que el representante Portugués se alzará con la gran victoria que ha conseguido en la noche de hoy.

¡Enhorabuena Salvador! ¡Enhorabuena Portugal!